Se infiltró en los equipos masculinos para jugar al fútbol. La llamaban Veleta y era malagueña

Aquí Nita en una fotografía de la época

Hace bien poco te contábamos la historia de Agustina González López, la escritora futurista granaína que transgredió los espacios públicos de la ciudad con los ropajes masculinos de su hermano con los que se recorría los cafés nocturnos y ganaba libertad. Ella misma se declaró “loca social”. Pues bien, hoy te traemos un resumen de la futbolista Ana Carmona Ruiz más conocida como Nita (nacida en 1908), una malagueña que fue probablemente la primera mujer en jugar al fútbol en un equipo del estado español. También para poder hacerlo se hacía pasar por “un hombre”. Recibió varios castigos por “alteración del orden público”: le raparon el pelo y fue encarcelada, lo que suponía una violencia recurrente contra las mujeres transgresoras de la época. Entre los equipos donde jugó se encuentran el Sporting de Málaga o el Vélez Club de Fútbol.

Jesús Hurtado, periodista y coleccionista ha sido la persona encargada de estudiar y rescatar la apasionante figura de Nita que, tras ser expulsada y violentada en Málaga, se trasladó a Vélez donde sí fue un tanto mejor recibida por el equipo de fútbol ya como mujer. En esta ocasión no necesitó infiltrarse para jugar algunos partidos y lo hizo bajo el conocimiento de su equipo. Eso sí, siempre en los partidos que nos jugaran en casa para no ser reconocida en la zona.

Según este artículo de El Español, Nita encontró en su abuela Ana a su mejor cómplice en este viaje. “Su método era simple pero sumamente efectivo. Se aprovechó de la situación para sacarle ventaja: al haber sido instruida en casa en arte del corte y confección y conocer al dedillo la equipación deportiva, ella misma se ajustaba el atuendo para que fuera lo suficientemente holgado […]. Nita accedía al estadio por la zona de la lavandería y luego, una vez dentro, se convertía en lo que era: futbolista. Su apodo como jugadora era “Veleta”.

La primera mujer futbolista del estado español fue andaluza Clic para tuitear

Pudo jugar hasta los años 30 y falleció muy joven: con 32 años. Su veleta era tan rápida como su creatividad y astucia para conseguir lo que anhelaba. Así, para hacerse su foto de futbolista con la equipación del Sporting esperó hasta carnavales para no ser nuevamente castigada.  Fue enterrada por deseo expreso con la camiseta del Sporting de Málaga.

Otra andaluza pionera que añadir a nuestra lista de transgresoras.

 



Artículo en El Español

 

¡Apóyanos adquiriendo CINCO PEGATINAS!

Mar Gallego

Hija de Antonia y Manué. Contaora y Periodista. Taconeo en Pikara Magazine y me entreno para ser folclórica en el Proyecto de Feminismo Andaluz "Como vaya yo y lo encuentre". Mi norte es el Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *