#NOMETOQUESLAOLLA Defender la comida

El negocio en torno a necesidades básicas como la alimentación impide que los pueblos puedan tener una relación directa con la comida. Adquirir productos de temporada de las huertas cercanas, evitar los alimentos que producen enfermedades (algunas alarmantes) como la obsesidad y luchar por una consumo donde se permita la gestión directa sin demasiadas personas intermediarias, es una iniciativa que es evitada desde muchos frentes empresariales e institucionales. La gestión tanto de los comedores como de los servicios de catering escolares en Andalucía brilla por la ausencia de control. Muchas de las empleadas de estos servicios son contratadas por empresas privadas que tienen el aval de la Junta de Andalucía. La ausencia de contratación directa deja a estas empleadas (en su mayoría mujeres) en una clara situación de vulnerabilidad. Con sueldos que pueden girar en torno a los 240 euros al mes por trabajos de dos horas al día (de lunes a viernes) que exigen una alta responsabilidad.

 

Iniciativas como las del CEIP Gómez Moreno, de Granada, en el que existe una comedor autogestionado que defiende la compra frutos a productores de proximidad ha logrado bajar el índice de obesidad al 8% en comparación al 30% del resto de colegios, según nos cuentan dese el colegio. Un eco-comedor que ha sido además premiado con el Premio Amigo de la Vega por su iniciativa saludable y ecológica. Ante la amenaza del cierre, hoy se llevará a cabo una concentración en Granada bajo el lema #NOMETOQUESLAOLLA. Tienen dos semanas antes de la adjudicación definitiva a un servicio privado. No sólo se trata de un comedor, es la defensa de valores, de una conciencia colectiva, de una forma de luchar contra la privatización y el uso del alimento como medida para generar riqueza epececulativa. Éstos son sus argumentarios del centro.
#Nometoqueslaolla Nos vemos hoy miércoles 25 a las 19h en la Junta de Distrito en Centro Cívico Aliatar, Granada. ¡Defender la comida! Clic para tuitear

La situación: 

Desde hace más de 15 años nuestra AMPA gestiona un comedor ecológico que ha obtenido magníficos resultados en términos de salud y educación de nuestros escolares. Actualmente el comedor presta servicio a 192 niños y niñas que comen una dieta rica y sana, mantienen una relación positiva con la comida y adquieren hábitos nutritivos saludables de la cultura culinaria andaluza y mediterránea. Además, se ha demostrado que estos escolares tienen los mejores-índices de talla/peso de Europa (solo un 8,8% de niños y niñas con sobrepeso frente al 30% deEspaña y el 10% de Holanda).

Nuestro comedor es objeto de interés por parte de medios de comunicación, foros de expertos en educación, salud y alimentación, y también como experiencia de participación de la comunidad. Así lo muestran los numerosos artículos de prensa, programas de televisión e invitaciones a participar en jornadas y congresos, las múltiples visitas y premios que hemos recibido, entre ellos, tres de organismos de la propia Junta de Andalucía y, en este mismo mes de abril, el Accésit 2017 de la estrategia NAOS para la prevención de la obesidad del Ministerio de Sanidad y Política Social y el premio de Amigos de la Vega.
El pasado mes de febrero nuestro comedor salió a concurso. Sabíamos que esto iba a suceder y nos estábamos preparando para presentarnos, pero por una serie de circunstancias (no se avisó del concurso ni a la AMPA ni a la Dirección del centro cuando, aunque no hay obligatoriedad, la práctica habitual es avisar a la empresa que esté prestando el servicio en ese momento; el concurso se convocó más de tres meses antes de lo habitual para adelantarse a la entrada en vigor de la nueva ley de contratación pública, y las alertas de la web de la Junta no funcionan correctamente), no presentamos nuestra solicitud a tiempo. Por otro lado, la nueva ley de contratación nos podría haber favorecido, pues sí contempla la participación en los concursos de otro tipo de organismos, además de dar más peso a criterios medioambientales y sociales.

 

 Cinco empresas se han presentado a la licitación con ofertas a la baja de hasta el 11%. Este sistema de adjudicación premia las mejoras económicas en detrimento de otros parámetros de salud y calidad y de carácter social mucho más importantes (y donde las AMPA sí pueden competir), de modo que, de habernos presentado al concurso, no habríamos tenido opciones de conservar nuestro comedor, pues no tenemos ni capacidad ni nos parece ético para nuestros trabajadores y proveedores bajar tanto los precios.

 

Por qué no debería haber salido a concurso:

 

 Nuestro comedor no tendría que haber salido a concurso si la Consejería de Educación Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía hubiese seguido las disposiciones de la PNL del Parlamento de Andalucía (PNL 4-14PNLC-000201), que insta a mantener la gestión del servicio de comedor de nuestro centro mediante un convenio de colaboración.
El actual modelo de licitación del servicio coloca a las AMPA en una situación desigual de concurrencia competitiva puesto que estas son entidades sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la salud y el bienestar de sus hijos e hijas y no pueden competir a nivel económico con las grandes multinacionales del catering, cuyo objetivo fundamental es el beneficio económico. Las consecuencias directas de adjudicar a las empresas la gestión del servicio son: un detrimento considerable de la calidad del servicio de comedor que se está prestando actualmente con comida casera cocinada a diario e “in situ” con productos frescos; la pérdida de riqueza para la economía local, puesto que la mayoría de los proveedores de materias primas en estoscomedores son de la zona y la desaparición de un activo de salud para la comunidad.

 

Qué problemas tiene el concurso convocado:

 

Plazos y condiciones generales:
– El concurso para la gestión del comedor lo tramita la Agencia Andaluza de Educación y fue publicado en el B.O.E. durante el mes de febrero, dando un mes de plazo para presentarse. La publicación del mismo no se avisó ni a la AMPA ni a la Dirección del Centro. Según nos informaron desde la Dirección de Servicios a la Comunidad educativa, dicho concurso se adelantó unos meses para evitar la aplicación de la nueva ley de Contratos del Sector Público que entraba en vigor el 9 de marzo. No fuimos avisados del concurso cuando, aunque no hay obligatoriedad, la práctica habitual es avisar a la empresa que esté prestando el servicio en ese momento. Además, las alertas de la web de la Junta no funcionan correctamente.

 

– No recoge los puntos considerados en la PNL relativa a las mejoras en los comedores escolares. 10-16/PNLC-000153, que señala: Llevar a cabo una modificación en las condiciones establecidas en el pliego de cláusulas administrativas particulares para que las asociaciones, cooperativas y otras entidades de economía local y de economía social tengan posibilidades reales de acceso a la oferta.

Criterios de adjudicación y baremos de valoración:

 

– No valora ni el consumo de productos locales, ni la alimentación como parte del proceso educativo.

 

– No valora como criterios los puntos considerados en la PNL relativa a las mejoras en los comedores escolares. 10-16/PNLC-000153, que señala: Considerar la alimentación como parte del proceso educativo, en el que se dé prioridad a la adquisición del conocimiento acerca de la alimentación mediterránea, reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, mediante su inclusión en los proyectos educativos de los centros.

 

– No incluye las disposiciones del convenio suscrito el 7 de febrero de 2018 por seis consejerías de la Junta que se enmarca en el III Plan Andaluz de la Producción Ecológica, Horizonte 2020. La iniciativa, con una vigencia de tres años, recoge medidas para promover hábitos de nutrición saludables, canales cortos de comercialización y el consumo de productos locales.

 

– No incluye lo contemplado en la propuesta legislativa 10-18/PL-000001, “Proyecto de Ley para la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada en Andalucía”, que fomenta la utilización de productos locales y regionales como materia prima en los comedores escolares. Además, se propone favorecer la presencia de productos primarios que provengan directamente de los productores en el consumo social en los mismos.

 

– El único criterio de calidad que incluye es una valoración de 15 puntos (sobre 100) para el uso de productos ecológicos. Dando la máxima valoración a empresas con un 44% de uso de los mismos, equivalente a 5 kg por niño y mes. (En el CEIP Gómez Moreno, el 80% de los productos consumidos son de producción ecológica, pero esto no nos habría dado ninguna ventaja frente a una empresa que solo incluya el 44% – prácticamente, la mitad).

 

– No incluye las disposiciones de la ley Contratos del Sector Público (Ley 9/2017, de 8 de noviembre, (BOE núm. 272, de 09/11/2017). Esta ley pretende conseguir una mejor relación calidad-precio. La adjudicación se realizará ordinariamente utilizando una pluralidad de criterios de adjudicación basados en el principio de mejor relación calidad-precio, y utilizando el procedimiento abierto o el procedimiento restringido. La mejor relación calidad-precio se evaluará con arreglo a criterios económicos y cualitativos. Los criterios cualitativos que establezca el órgano de contratación para evaluar la mejor relación calidad-precio podrán incluir aspectos medioambientales o sociales. Las características medioambientales podrán referirse, entre otras, a la reducción del nivel de emisión de gases de efecto invernadero; al empleo de medidas de ahorro y eficiencia energética y a la utilización de energías procedentes de fuentes renovables durante la ejecución del contrato; y al mantenimiento o mejora de los recursos naturales que puedan verse afectados por la ejecución del contrato.

 

Las características sociales del contrato se referirán, entre otras,a la formación y la protección de la salud; la aplicación de criterios éticos y de responsabilidad social a la prestación contractual; o los criterios referidos al suministro o a la utilización de productos basados en un comercio equitativo durante la ejecución del contrato.

 

¿Qué diferencia nuestro comedor de una empresa de catering?

 

El comedor del CEIP Gómez Moreno no solo está integrado en el proceso educativo del centro, sino que se implica de forma consciente y comprometida en el proceso de enseñanza- aprendizaje como un aula más, en la que se adquiere un conocimiento conceptual, procedimental y actitudinal a través de la comprensión de términos, ideas y argumentos que sustentan la filosofía del comedor, así como la adquisición de destrezas, valores y normas que tienen un reflejo directo en la salud (cepillado de dientes), en la conciencia (servilleta semanal de tela frente al gasto de papel…) y en la convivencia (postura, comportamiento…). En definitiva, se trata de un espacio en el que se educan personas competentes y críticas a través de la comida.

 

Las actividades del proyecto se articulan en cuatro ejes:
1) ALIMENTACIÓN SANA, CERCANA Y
SOSTENIBLE (eco-comedor escolar y desayunos sanos y ecológicos en el patio)
2)INCORPORACIÓN DE HÁBITOS EN LA FAMILIA (escuela-comedor de familias, eco-mercado para facilitar el consumo ecológico en las familias y compostera y huerto ecológico)
3) DIFUSIÓN-PARTICIPACIÓN-COMUNICACIÓN (libro de recetas, jornadas y talleres, boletín mensual “El Gomi” y comunidades de aprendizaje)
4) ACTIVIDAD FÍSICA (club de bicicleta y club de montaña).



¿Qué pedimos?


Solicitamos a la Consejería de Educación que anule la licitación del comedor escolar del CEIP Gómez Moreno, que nunca debió salir a concurso, en cumplimiento la PNL aprobada por el Parlamento de Andalucía en la que se acuerda que se permita la gestión mediante convenio (PNL 4-14PNLC-000201) y así impedir que perdamos la actual gestión por parte la AMPA.

Denunciamos que el sistema actual de adjudicación favorece a las grandes empresas e impide el acceso a este servicio de las AMPA, aunque hayan demostrado sobradamente su capacidad de gestión en condiciones de excelencia, como es el caso del Gómez Moreno. Las otras cinco AMPA que sí se han presentado al concurso, han perdido la gestión de sus comedores, por las fuertes rebajas económicas de las empresas concursantes, que han llegado hasta el 23,10% y por el resto de condiciones de los pliegos del concurso.

Exigimos que se desarrollen otras fórmulas que permitan la supervivencia de los comedores gestionados por AMPA o cooperativas locales y los de gestión directa. Esto ya se está haciendo en otras CCAA, lo que demuestra que es posible, siempre y cuando haya disposición y compromiso con la ley por parte de las autoridades competentes.

 

CONVOCATORIA para apoyar al centro:

Hoy miércoles 25 de Abril

19 horas

en Junta de Distrito en Centro Cívico Aliatar

 

#NOMETOQUESLAOLLA #RESISTENCIASANDALUZAS

Mar Gallego

Hija de Antonia y Manué. Contaora y Periodista. Taconeo en Pikara Magazine y me entreno para ser folclórica en el Proyecto de Feminismo Andaluz "Como vaya yo y lo encuentre". Mi norte es el Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *